Sobrepeso y dolor crónico

La Sociedad Española del Dolor constata que cuanto mayor es el índice de masa corporal mayor es la intensidad del dolor, muy especialmente si se trata de dolor articular o de espalda.

Los trastornos de dolor más comunes relacionados con el sobrepeso y la obesidad son el dolor de espalda baja y la osteoartritis, pero más allá del dolor “mecánico” también se asocia otro tipo de dolor, el dolor neuropático, como la neuralgia del trigémino, el síndrome del túnel carpiano e incluso la migraña o el dolor de cabeza tensional. Si la persona además de obesa es diabética aumenta el riesgo de polineuropatía diabética. Por el contrario, al tener una menor densidad de fibras nerviosas en la epidermis también hay una alteración en la sensibilidad.

En un estudio con gemelos, Lisa Wright de la Universidad de California, determinó que los gemelos con sobrepeso y obesidad eran más propensos a padecer dolor de espalda baja, dolor de cabeza tensional o migraña, fibromialgia, dolor abdominal, y dolor crónico generalizado que los gemelos con normopeso.

Sobrepeso y dolor crónico

Sedentarismo

Una de las principales causas de padecer “dolores” es el la falta de actividad física, un factor de prevención que escasea en la población obesa y con sobrepeso.

Según un estudio de Paul Mork, de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, los varones que practican 2h o más por semana de actividad física tienen un 25% menos de probabilidades de sufrir dolor en la zona lumbar y un 20% menos en la zona de cuello y hombros, en comparación con sedentarios. En el caso de las mujeres los porcentajes disminuyen a un 8% menos en zona lumbar y un 9% menos en cuello y hombros.

Sobrepeso y sedentarismo

En cambio los varones obesos son casi un 21% más propensos a desarrollar dolor crónico en la zona lumbar y un 22% más en hombro o cuello, en comparación con los varones en normopeso. En el caso de las mujeres con obesidad los valores se mantienen similares, un 21% más propensas a dolor lumbar y un 19% en hombro o cuello.

El coautor de dicho estudio está convencido de que el ejercicio moderado (una hora o más por semana) “de algún modo, puede compensar el efecto adverso del sobrepeso y la obesidad en el riesgo futuro de desarrollar dolor crónico”.

La grasa, hace más que ocupar espacio

Hasta no hace mucho se pensaba que la grasa era un mero espectador, un depósito con la única función de almacenar ácidos grasos. Nada más lejos, hoy se conoce que el tejido adiposo tiene cierto poder endrocino, es capaz, de secretar sustancias que alteran la bioquímica de nuestro cuerpo, igual que pueden hacerlo otras glándulas. Dicho poder aumenta cuando la cantidad de grasa es más alta como en las personas obesas o con sobrepeso elevado.

Las adipocinas o adipocitocinas son las proteínas secretadas por el tejido adiposo, entre ellas destacan ASP, TNF-α, IL–6, la resistina, la leptina y la adiponectina, algunos de ellas pueden influir sobre la insulina así como en la vascularización. Diversos estudios indican que hay relación entre los adipocitos y las células del sistema inmune, a causa de un mecanismo de supervivencia y adaptación metabólica bajo condiciones desfavorables.

La grasa alterando la bioquímica del cuerpo

Actualmente se sabe que las adipocinas contribuyen a la inflamación y la resistencia a la insulina que presentan las personas con obesidad. Estas adaptaciones, junto con el estrés y el sedentarismo actual, han contribuido al deterioro del organismo y desencadenan la inflamación originada en el tejido adiposo.

El TNF-α (Factor de Necrosis tumoral-α) antes mencionado, tiene tanto efectos locales en la fisiología del adipocito (la unidad funcional de la grasa), como efectos generales en otros órganos. El TNF-α disminuye la respuesta celular a la insulina y tiene efectos sobre el metabolismo del colesterol y las lipoproteínas en humanos.

Vista la evidencia, en caso de dolor crónico, si la persona padece obesidad o sobrepeso, tiene elevadas posibilidad de mejorar su condición con una pérdida de peso saludable.

¿Necesitas más información o quieres pedir una cita?

Valoramos tu caso

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies